Aprobado el Real Decreto que traspone la Directiva relativa a la eficiencia energética de manera parcial

RealDecreto_aprobado

Tras casi dos años de retraso se aprueba el Real Decreto que traspone la Directiva de Eficiencia Energética de manera parcial, aunque aún no se incluye la obligatoriedad de contar con sistemas de medición individual de la calefacción.
Poco a poco se abren paso las medidas de eficiencia energética en nuestro país aunque despacio, sí con buena letra. Con este nuevo anuncio se regulan las auditorías energéticas para empresas que no sean PYMES (con más de 250 trabajadores y 50 millones de euros de volumen de negocio) además, se normaliza el sistema de acreditación para proveedores de servicios energéticos y auditores energéticos, la promoción de la eficiencia energética en la producción y uso del calor y del frío y el régimen sancionador.
Las causas de este retraso en la trasposición se deben principalmente a la presión que ha sufrido el Gobierno por parte del sector empresarial debido a las altas inversiones que deben hacer las empresas para incorporar las auditorías energéticas.
Las nuevas auditorías deben cubrir, al menos, el 85% del consumo total de energía del conjunto de sus instalaciones, y realizarse al menos cada cuatro años. Se estima que esta medida será de aplicación a unas 3.800 empresas en España, con cerca de 27.000 establecimientos o locales. Las empresas tendrán un plazo de nueve meses para realizar las auditorías, pero también tienen la opción de sustituirlas por un sistema de gestión energética o ambiental e incorporar certificados de eficiencia energética de edificios en vigor.
Además, desde el BOE se exige que esas auditorías energéticas se realicen por profesionales cualificados.
El Gobierno estima que la inversión que reciba la eficiencia energética este 2016 va a superar los 1.500 millones de euros provenientes del Fondo Nacional de Eficiencia Energética, además de fondos públicos y privados.
El consumo individualizado en el próximo Real Decreto
 
Aunque el Real Decreto incluye las auditorías energéticas, la obligación de contar con sistemas de medición individual de calefacción a partir del 1 de enero de 2017 se reflejará en la próxima trasposición. Aunque aún no es obligatorio, los expertos en materia energética sí recomiendan continuar con la instalación de repartidores de coste en edificios existentes y dotados de calefacción central para experimentar una bajada de consumo y ahorro económico para el usuario final.
El Real Decreto especifica las siguientes directrices que deberán seguir las empresas:

    – Deben basarse en sistemas operativos actualizados, medidos y verificables, de consumo de energía y, en el caso de la electricidad, de perfiles de carga siempre que se disponga de ellos.

– Abarcarán un examen pormenorizado del perfil del consumo de energía de los edificios o grupos de edificios, de una instalación u operación industrial o comercial, o de un servicio privado o público, con inclusión del transporte dentro de las instalaciones o, en su caso, flotas de vehículos.

– Se fundamentarán, siempre que sea posible en criterios de rentabilidad en el análisis del coste del ciclo de vida, antes que en periodos simples de amortización, a fin de tener en cuenta el ahorro a largo plazo, los valores residuales de las inversiones a largo plazo y las tasas de descuento.

– Deberán ser proporcionadas y suficientemente representativas para que se pueda trazar una imagen fiable del rendimiento energético global, y se puedan determinar de manera fiable las oportunidades de mejora más significativa.

Recordamos que, como fecha tope el mes de junio de 2014, el Ministerio de Industria tenía que haber aprobado el Real Decreto 56/2016, del 12 de febrero, por el que se traspone la Directiva 2012/27/UE del Parlamento Europeo y del Consejo, del 25 de octubre de 2012, relativa a la eficiencia energética, en lo referente a auditorías energéticas, acreditación de proveedores de servicios y auditores energéticos y promoción de la eficiencia del suministro de energía.

Archivos relacionados:

No se admiten más comentarios